vestidores de diseño modernos armario empotrado armario a medida armarios empotrados

Humedad en los armarios empotrados

07/05/2013
Humedad en los armarios empotrados

La humedad es uno de los problemas que pueden aparecer en nuestros armarios empotrados. Y esta puede provocar, desde malos olores en la propia ropa o en el mueble, o incluso desconchones en el armario, manchas de moho en los tejidos de las prendas e incluso en algunos casos hongos.

Consejos para solucionar la humedad en los armarios


- Limpiar las partes de nuestro armario en las que haya aparecido humedad con una solución de agua y lejía al 50%.
- Posteriormente a la limpieza, para eliminar los malos olores, se puede volver a limpiar con una solución de agua y vinagre al 35%.
- Y si la humedad ha provocado la aparición de hongos lo recomendable es tratar primero con fungicida antes de proceder con los consejos anteriores.
- Tenemos que tener en cuenta que si los hongos aparecen en nuestro armario, puede que hayan infectado los tejidos de nuestra ropa y como consecuencia deberemos tratarlos con productos específicos o ayudarnos de un servicio de tintorería.

Cómo evitar la humedad en los armarios


Para que estos desagradables problemas no aparezcan y además deterioren nuestro armario empotrado y nuestra ropa, tenemos que tener en cuenta algunas precauciones a la hora de decidirnos por comprar un armario empotrado a medida.

En Kirchen fabricamos los armarios a la medida del hueco o exigencia del cliente pero teniendo en cuenta que nunca los pegamos a la pared. Dejamos lo que llamamos cámara de aire tanto en las traseras, laterales y techo.

Esta cámara de aire cumple tres funciones:
1) Este espacio, absorbe las contracciones y dilataciones de de la madera ante las variaciones de temperatura como las que oscilan entre el invierno y el verano.
2) Absorbe o minimiza los defectos de panzas y desplomes de las paredes y techos, de tal manera que estos defectos no los reflejen luego las piezas del interior del armario en forma de baldas mal encajadas o cajones mal ajustados (tenemos que tener en cuenta que todos los ángulos de nuestro armario deben guardar 90º).
3) Permite circular el aire para que la frescura de las paredes o la condensación no provoquen malos olores, humedades y en algunos casos hongos. Incluso si tenemos un problema de pérdida de agua de tuberías o calefacción y una pared genera una humedad, la cámara de aire protegerá nuestro armario empotrado y evitará que este se deteriore de manera irreparable.

Mantener esta cámara de aire en los armarios, no significa que no se aproveche al milímetro el espacio. Tenemos que tener en cuenta que en raras ocasiones esta cámara de aire sobrepasa los 15 o 20 milímetros.
Esta forma de fabricar y montar nuestros armarios empotrados asegura la durabilidad de estos a largo plazo y minimiza el gasto de solucionar un problema tan común como una humedad en una pared.


VolverVolver

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.