vestidores de diseño modernos armario empotrado armario a medida armarios empotrados

Armarios empotrados de Obra

08/05/2014
Armarios empotrados de Obra

Cuando hacemos un armario hay dos opciones o en hueco de obra o sin él.

Existen dos tipos de armarios empotrados de obra y detallaremos sus características para que su conocimiento nos permita elegir y valorar el armario que queremos, necesitamos y el que nos podamos permitir.

Armario empotrado de obra de construcción


Son el tipo de armario que ofrece la constructora del edificio de nuestro piso o en su caso el promotor inmobiliario en la adquisición de vivienda nueva. Estos armarios se caracterizan por ser de bajo coste para ellos pero no tanto si nos lo ofrecen como opción o mejora de calidades de nuestra vivienda.

Son armarios empotrados que aprovechan muy poco el espacio. Las constructoras encargan la fabricación de los armarios empotrados en grandes cantidades y únicamente de varias medidas, independientemente del hueco de obra que tenga cada dormitorio de cada piso. De esta manera el espacio nunca es aprovechado. Por este motivo estos armarios tienen grandes tapetas superiores e inferiores que ocultan el espacio que no han podido aprovechar.

Las calidades decorativas y funcionales son escasas. Este tipo de muebles estandarizados y de bajo coste suelen ofrecer unas garantías mínimas porque su fabricación y montaje son masivos y porque no atienden a las necesidades concretas de cada vivienda ni en su uso ni en su espacio.

Por último estos armarios empotrados vienen con el interior de armario sólo forrado y con barra para colgar. Estos armarios llevan el interior forrado pero sin divisiones, baldas ni cajoneras. Ese diseño u organización es un gasto aparte.

Armario Empotrado de obra nueva o por encargo


Este tipo de armario de obra no tiene nada que ver con el armario que se ofrecen con la adquisición de viviendas. Son armarios que se hacen para empotrarlos en huecos que antes no existían. Se trata de levantar muros laterales (donde no los haya), cornisa superior, zócalo inferior y en el menor de los casos, mochetas laterales. Y esta pequeña obra requiere de de los trastornos asociados a cualquier obra de albañilería y de un coste económico a añadir al del propio mueble.

Parece de lógica que el frente de armario (que es el hueco de acceso) tenga las mismas dimensiones que el ancho y alto que va a tener el interior. Todo lo demás es gasto extra y dificultar el almacenamiento de prendas y que condicionarán el diseño del interior. Es decir se trata de adaptar el armario al hueco y no el hueco al propio armario empotrado.

Hoy en día los armarios de fabricación moderna se adaptan al hueco en cualquiera de sus dimensiones. Se fabrican de suelo a techo y se aprovecha su anchura al milímetro. Las puertas estéticamente quedan mejor de suelo a techo evitando costes de maleteros con puertas independientes y costes de nudillos y cercos innecesarios.

No obstante si no disponemos de hueco de obra ofrecemos diferentes soluciones para empotrar el armario en una pared o rincón sin necesidad de obras ni de gastos adicionales. Un ejemplo serían los laterales o costados del armario que pueden ser vistos y decorados como las puertas, incluso con posibilidad de espejo para dar más amplitud y rematados a juego con el frente de armario.

En Kirchen creemos en esta filosofía de aprovechamiento del espacio hasta el punto de ofrecer un servicio de albañilería interno que elimine estas mochetas, zócalos y cornisas, siempre que el cliente lo requiera. De esta manera el frente de armario estéticamente es más elegante y más funcional en su uso.


VolverVolver

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.