vestidores de diseño modernos armario empotrado armario a medida armarios empotrados

Vestidores pequeños

Garantía de 10 Años

No siempre disponemos del espacio que nos gustaría, pero para todo en esta vida hay soluciones. ¿Es posible un vestidor pequeño cuando el espacio disponible es reducido? Claro que sí imaginémoslo y veamos cómo es posible tener un vestidor de reducidas dimensiones, pero muy cuco y funcional.

Realmente un vestidor, es más el espacio que definimos específicamente para tener nuestra ropa y poder elegirla y ponérnosla que el propio mueble en sí. Hoy día tenemos distintas opciones de confeccionar un vestidor y siempre habrá alguna que se adapte a nuestros gustos, al aire moderno de nuestra casa, a nuestro bolsillo y como no a nuestro espacio.


vestidores pequeños

Cuando tenemos escasez de espacio debemos jugar con dos cosas: Imaginación y planificación previa. Podemos optar por un vestidor en línea sobre una pared, o sobre dos paredes en una "L" en rincón o incluso sobre tres paredes en "U".  Si es necesario podemos redefinir la distribución del dormitorio y así adecuarlo para ubicar un espacio dedicado a nuestro vestidor.

Una vez ubicado el espacio específico para nuestro vestidor debemos elegir qué tipo de vestidor se adapta más a este espacio. Si el espacio es pequeño y no es suficiente, descartemos un vestidor forrado de módulos, divisiones y maletero y podemos optar por un vestidor al "aire". Estos vestidores de corte más moderno distribuyen baldas, barras y cajones suspendidos y fijados a pared sin necesidad de una estructura de suelos techos y divisiones.

Cuando no disponemos de un espacio específico para un vestidor en nuestro piso podemos utilizar ubicaciones diferentes y que quedan realmente bien resueltos sin desentonar con el ambiente.  Veamos algunos ejemplos de ubicaciones para vestidores pequeños y menos convencionales:

Vestidor en pasillo

Podemos aprovechar un pasillo para realizar un vestidor a lo largo de una pared en la que de otra manera no cabría una mesa  auxiliar o mueble recibidor.

Vestidor en un despacho

Utilizar el espacio en el que tenemos la mesa de trabajo es otra opción. Se puede ubicar un vestidor en rincón siempre y cuando el acabado y decoración de este vaya a juego con el de nuestra mesa de trabajo y librería.

Vestidor en el baño

Si disponemos de un baño abierto en nuestro dormitorio podemos buscarle un hueco en este dedicado a nuestra ropa y complementos.

Lo más importante después de ver estas posibles opciones es que debemos adaptar nuestras necesidades de ropa al espacio que finalmente decidamos. Debemos deshacernos de aquella ropa que no utilizamos o que sea de fuera de temporada. Para el resto ya hay trasteros y cajas de almacenaje que no ocupan un espacio en él, cada vez más escaso en nuestras casas. Si le damos el verdadero valor que tiene nuestro espacio aprovecharemos este al máximo y podremos disfrutar de un vestidor pequeño en espacio pero grande en utilidad y estética.

En todos los armarios hay los mismos componentes básicos, pero Kirchen tiene la habilidad de lograr que los suyos marquen la diferencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar análisis de navegación de usuarios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.